viernes, 13 de marzo de 2015

Medea-Dark Matter una versión de la Medea de Eurípides en Conde Duque

El 13 y 14 de marzo en el Teatro Conde Duque, la directora y actriz griega Chryssa Georganta sube a escena Medea-Dark Matter una versión de la Medea de Eurípides llena de fuerza y ritmo. La actriz española Marisa Lull encarna al mito, acompañada por la actriz helena Natalia Dasiou que hace las voces del coro, dirigiéndose al público en su lengua materna.

11ª edición de 'Ellas Crean' en Conde Duque
Una versión bilingüe que, en palabras de la directora Chryssa Georganta (una cara habitual en el teatro, la televisión y el cine griego), “es una suma de contrarios: el hombre contra la mujer, el discurso contra el silencio, el griego contra la bárbara extranjera, la razón contra la oscuridad”.

Sobre esta versión, mucho más actual de lo que podría parecer, aclara Georganta: "La Medea de Eurípides fue escrita en una época de crisis tanto de la Democracia como de la Palabra, como la que vivimos hoy. El uso de la dialéctica durante un periodo de crisis hace aflorar una intensa y profunda decadencia de los valores. Marginación humana, intimidación y terrorismo de estado, xenofobia, comportamientos radicales, profundos sentimientos de violencia, de indiferencia, invasión de las libertades democráticas, en definitiva, una grieta en la armonía del universo. Inmersa en este ambiente, Medea se encuentra sumida en sus pasiones, dispuesta a cualquier tipo de violencia. Desde el abismo de su alma, la sombra de su interior necesita mostrarse, y se manifiesta de una forma desenfrenada, extrema. La aproximación al mito en esta propuesta escénica, expresa la necesidad del exceso, del recurso a valores indiscutibles como el valor de los juramentos de los dioses que invoca, defiende, y nos recuerda Medea cuando, con su trágica acción, se separa del espacio de los hombres y regresa al mito”.

La propuesta se desarrolla en un escenario austero. Solo la réplica de un antiguo telar desafía al vacío. La mirada se dirige a esa mujer cuya furia primigenia, incontenible y tempestuosa se asemeja a las fuerzas ciegas de la naturaleza. Ahí está Medea, esa asesina aterradora, dispuesta a entregarse a la peor de las violencias. Ahí está el símbolo universal de la tragedia. Excesiva, pero verdadera. Destructiva y pura en la inflexibilidad de sus acciones, poseída por el motor inexorable de su voluntad y sus creencias. Repulsiva y conmovedora.

Una iluminación dura, capaz de revelar lo irracional, de alumbrar –si eso es posible- el abismo. Una pantalla desde la que nos interpelan en la distancia Jasón, Creonte y Egeo, protagonistas de la pieza de vídeo arte realizada por el colaborador del Teatro Nacional de Grecia, Aggelos Papadopoulos. La música en directo corre a cargo del percusionista africano Kassoum Sanogo, en conversación con la música del grupo Minimaximun.

Se trata del estreno absoluto de la última pieza de la compañía Conxobanx en colaboración con la Asociación Cultural Mandjiani.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: