miércoles, 18 de marzo de 2015

Una invitación a observar el eclipse de Sol del próximo 20 de marzo

El invierno se termina el próximo viernes 20 de marzo con un eclipse de Sol que dará la bienvenida a la primavera. Si las condiciones atmosféricas lo permiten, este eclipse, que en España será parcial, podrá contemplarse en el Planetario de Madrid gracias a una iniciativa de este centro y de la Obra Social La Caixa. Comenzará a las 9.04 horas y llegará a su punto máximo a las 10.08 horas. Para poder contemplar el espectáculo celeste de forma segura, los asistentes dispondrán de gafas especiales. Además, se habilitará una batería de telescopios de la Agrupación Astronómica de Madrid con los filtros y medios adecuados para una observación sin riesgos.

Qué se observará desde Madrid


Planetario de MadridUn eclipse solar es el fenómeno que se produce cuando la Luna oculta al Sol, desde la perspectiva de la Tierra. Por esa razón suceden únicamente en fase de luna nueva, cuando vemos el satélite en la misma dirección que nuestra estrella.

Un eclipse es total cuando la Luna oculta completamente el disco del Sol. Nuestro satélite proyecta sobre la Tierra una pequeña sombra llamada umbra que avanza rápidamente por su superficie. Alrededor, se crea una zona de sombra, llamada penumbra, desde donde se ve el eclipse como parcial, como sucederá el día 20 desde Madrid. El área que nuestro satélite ocultará del disco del Sol será del 66,5 %.

Desde la explanada situada junto a la entrada principal del Planetario de Madrid, lugar donde se desarrollará la observación, el inicio del eclipse se producirá a 19º de altura sobre el horizonte este-sureste (ESE). En el instante del máximo, nuestra estrella estará posicionada ya a 30º de altura sobre el horizonte. Al acabar el eclipse, el Sol se alzará 41º sobre el sureste y, de nuevo, será visible por completo su disco amarillento.

Protección necesaria para la observación


Mirar al Sol sin utilizar ningún tipo de protección es muy peligroso, ya que puede ocasionar importantes lesiones en la córnea y quemaduras en la retina, produciéndose un punto ciego en el lugar del daño, o, incluso, ceguera permanente. Nunca debe observarse un eclipse parcial de Sol sin tomar las medidas de protección adecuadas. Aunque parte del disco del Sol quede oculta, el resto que aún queda visible puede producir lesiones.

En ningún caso debe mirarse al Sol, haya eclipse o no, usando radiografías, cristales de soldador, CD o DVD, papel de aluminio, cristales ahumados, negativos velados, gafas oscuras, etcétera, porque no filtran todas las radiaciones solares dañinas o lo hacen en un factor muy bajo.

Para disfrutar de la visión del eclipse a simple vista de forma segura existen las denominadas «gafas de eclipse», unas gafas especiales homologadas (con montura de cartón) que están provistas de un filtro que elimina las radiaciones solares dañinas y que son las que se distribuirán a los asistentes a la observación. Se recomienda descansar la vista unos 30 ó 40 segundos por cada minuto de observación.

Para la observación con telescopios o prismáticos del eclipse es también es absolutamente necesario la utilización de filtros adecuados.

A través un distribuidor de señal de video de alta definición, las televisiones (hasta un máximo de 16) podrán captar la imagen del telescopio Zeiss 150mmx 2250mm del Planetario de Madrid.

Más información en www.planetmad.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: