lunes, 22 de junio de 2015

Última semana de Flamenco Madrid 2015, con baile, música y fusión con jazz

Festival Flamenco Madrid, en el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa
El último tramo de Flamenco Madrid permitirá ver sobre las tablas a tres jóvenes pero ya consagrados valores del baile flamenco. El día 23 Daniel Doña reflexionará acerca de la curiosidad en No pausa. Manuel Liñán le tomará el relevo en el escenario del teatro Fernán Gómez (24 y 25 junio) con Sinergia, su primera propuesta en solitario creada a partir de vivencias en su Granada natal. Jesús Carmona, uno de los máximos exponentes del flamenco moderno, cerrará la programación de danza (27 y 28 junio), con 7 balcones, evolución creativa de su baile a través de siete palos regionales.

En esta última semana tampoco faltará el cante de la mano de Vicente Soto "Sordera" que, el viernes 26, estrena su Quijote Flamenco (2015), montaje que conmemora el IV Centenario de la publicación de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha en clave jonda. A ritmo de fusión Flamenco Madrid se clausura con la presentación en exclusiva de Flamenjazz, de la mano de Montse Cortés & Edith Salazar. Canciones míticas del jazz norteamericano y la bossa-nova brasileña pero con sabor flamenco, un encuentro entre el "feeling" y el "duende".

Los nuevos bailaores


Daniel Doña se mueve, como intérprete y como creador, entre un flamenco renovador y la danza española, la más contemporánea, eludiendo siempre las reglas impuestas por las disciplinas.

No pausa es un trabajo coreográfico basado en un ensayo físico llamado "móvil perpetuo", una hipotética máquina capaz de seguir funcionando eternamente después de un impulso inicial, sin necesidad de energía adicional externa. En el campo de la ciencia se le considera un objeto utópico, pero para el universo creativo del bailaor, lleno de desgastes, su móvil perpetuo es la curiosidad, una fuente de energía inagotable que se presenta como el único camino posible para continuar en movimiento. "Para mi hay una cierta sensación en lo nuevo y lo desconocido que me resulta fascinante, me declaro un buscador y esta curiosidad el motor que me mantiene siempre en movimiento", declara el propio Daniel.

Artista de arraigo flamenco que derrocha pureza, frescura y pasión, Manuel Liñán, también coreógrafo y bailaor, camina, tras años de investigación y de innovación, entre la genialidad y la simpleza, situando su arte en la vanguardia flamenca.

Su nuevo espectáculo, Sinergia, es una reflexión sobre la influencia, la evolución y la riqueza del arte flamenco, llegando a la conclusión de la importancia de un "todo", un amplio abanico de perfiles que enriquecen sus emociones.

Suma Flamenca 2015, el Festival Internacional Flamenco de la Comunidad"En este viaje pretendo resaltar que mi campo de emociones está habitado por las vuestras, que mis sentimientos tienen que ver con los tuyos, que una simple reacción puede estar provocada por tu sonrisa, y que las aportaciones que los demás me han ofrecido, esas que a lo mejor no vemos, o no somos conscientes de necesitar, han llenado una parte interior en mí que por sí sola no tendría el mismo significado ni el mismo color", explica Liñán. Reflexión, meditación y regresión son los tres pilares que han inspirado al bailaor en la creación de este montaje.

Finalmente, el joven bailaor catalán Jesús Carmona, ovacionado por la crítica internacional como la revelación del 2014 en la Gala de Flamenco Festival, y, valorado como uno de los máximos exponentes del flamenco moderno, muestra en Flamenco Madrid 7 Balcones, un ejemplo de la evolución creativa que su baile ha experimentado a lo largo de los años, plasmada a través de siete palos regionales.
El espectáculo propone un viaje autobiográfico por siete balcones abiertos a las siete ciudades que han marcado la vida de esta figura del nuevo flamenco. Emprende una travesía vital por los momentos y las personas que han supuesto un punto de inflexión en su carrera. Pasión y tradición entrelazada por 7 palos regionales: de la rumba murciana a los fandangos de Huelva, pasando por los tangos sevillanos de Triana, la soleá de Córdoba, y de Madrid un original chotis flamenco. Para terminar, una Rosa de Cádiz en un cristalino estallido de talento enamorado del arte.

Cante jondo y fusión


De familia gitana de larga tradición en el flamenco, Vicente Soto "Sordera" destaca por aunar en sus espectáculos el flamenco con la literatura. Ha adaptado al flamenco textos de Fernando Pessoa, José Hierro, Rubén Darío, Miguel de Unamuno, Luis de Góngora, Lope de Vega, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado o Miguel de Cervantes. Quijote Flamenco (2015), que estrena en Madrid el viernes 26, es el montaje que conmemora el IV Centenario de la publicación de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha.
El "Sordera" ha encontrado en sonetos, décimas, quintillas o romances, entreverados todos ellos a lo largo y ancho de la novela cervantina, las cadencias jondas de las plurales voces de sus protagonistas, pues no en vano el mismísimo Cervantes conoció muy de cerca, casi familiarmente, el misterioso y estrellado devenir del pueblo gitano en aquella España grandilocuente y paradójica.
"Esa forma de ser errante y ese anarquismo es lo que nos une a los gitanos con Quijote", comentaba Vicente Soto al respecto de la evocación de la célebre novela caballeresca. El cantaor jerezano nos introduce en la hazaña quijotesca, cantando y contando sus desamores y sus quimeras, sus sueños y sus desvelos, sus andanzas y sus soledades.

Flamenjazz


A Montse Cortés y a Edith Salazar les une una hermandad musical de más de trece años. Desde siempre han tenido una compenetración especial al cantar y tocar juntas, por esto llevaban bastante tiempo queriendo hacer un proyecto conjunto, con canciones míticas del jazz norteamericano y la bossa-nova brasileña fusionadas con el flamenco, un encuentro entre músicos, entre cantantes amigas, entre el "feeling" y el "duende". De este deseo mutuo surge la propuesta Flamenjazz, en la que estas dos artistas plasman su talento como cantantes, además de viajar juntas por sus particulares estilos.

Flamenjazz, que servirá de clausura a Flamenco Madrid el martes 30, recoge clásicos tan conocidos como Summertime, Fly me to the moon, Moon river, Autum leaves, The days of wine and roses, My funny Valentine, Insensatez, All of me, Love story, The shadow of your smile, Love me tender, Bésame mucho, etc., con adaptaciones al español de Pepe Rivero y Edith Salazar. Junto a ellas dos grandes guitarristas, uno de jazz, Mario "Pájaro" Juárez, maestro del acompañamiento y la armonización que lleva más de 20 años acompañando a Edith Salazar, y Yeray Cortés, uno de los nuevos valores de la guitarra flamenca.

Compañía de Danza Española Daniel Doña. 23 junio - Sala Guirau 21.00h.
Compañía Manuel Liñán. 24 y 25 junio - Sala Guirau 21.00h
Compañía Vicente Soto "Sordera". 26 junio - Sala Guirau 21.00h
Jesús Carmona & Cía. 27 y 28 junio - Sala Guirau. Sáb 27 21.00h. - Domingo 28, 20.00h
Montse Cortés & Edith Salazar.  30 de junio - Sala Guirau 21:00

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: