jueves, 1 de octubre de 2015

Ángel Baltasar levanta 'La torre de la igualdad' en CentroCentro Cibeles

Podrá verse hasta el próximo 1 de noviembre


Desde el 30 de septiembre se puede ver en el Patio de Operaciones de CentroCentro la obra del artista Ángel Baltasar "La torre de la igualdad", con la que da comienzo la programación especial que este centro cultural dedica a la Arquitectura a lo largo de todo el mes de octubre y que arranca hoy con la "Semana de la Arquitectura", que se desarrollará del 1 al 11 de octubre.

Ángel Baltasar levanta 'La torre de la igualdad' en CentroCentro CibelesLa torre de la igualdad es una gran instalación de 8 x 3'60 metros, inspirada en el Empire State Building de Nueva York, en la que se unen arquitectura, pintura y poesía, en un proyecto participativo que enaltece el ideal humano de no ser discriminado a causa de la diferencia. Se podrá ver hasta el próximo 1 de noviembre, junto al audiovisual que documenta el proceso creativo de la obra desde su inicio.

Es un proyecto personal de Baltasar que parte de un viaje a Nueva York en 1992 y del cuadro "El Rascacielos" que pintó aquel año. A partir de esa primera obra, el artista madrileño asumió la tarea de pintar una torre a una escala monumental, un reto ambicioso, y más aún para alguien que sufre una enfermedad degenerativa y tiene paralizada la mitad del cuerpo. Un reto técnico, porque necesitaba de un espacio para pintar y un andamio hidráulico para elevarse hasta la altura necesaria; y también un reto personal, para demostrarse a sí mismo y a los demás aquello de lo que uno es capaz, con empeño y fuerza de voluntad. "Mi objetivo era hacer una obra útil a la humanidad, que emocionara e hiciera pensar, que destruyera el mito de la Torre de Babel para unir en el lenguaje común del arte", explica el autor.

La obra se pintó sobre treinta y seis piezas de 10 x 800 cm. de cinta transportadora, y sobre ella se pueden leer los versos y las frases enviadas de todo el mundo a través de Internet, impresas al óleo con antiguas tipografías desechadas de un viejo taller de artes gráficas, que expresan el sentir de nuestro tiempo.

"El resultado es una obra ascensional emocionante, llena de textos y pintura, que invoca, como obra colectiva, la reconciliación y la igualdad de todos los seres humanos. Lejos de perderse en la confusión de las lenguas, los mensajes y las plegarias aparecen aquí como una invocación hacia lo alto. De algún modo, aquella visión original del rascacielos, resultó ser una especie de llamada. Desde lo alto, alguien nos llama a elevarnos hacia lo alto... al elevado ideal de una humanidad reconciliada", señala el crítico Manuel Cereceda sobre la obra.

Ángel Baltasar (Madrid, 1955) estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid y ha realizado exposiciones en Conde Duque, Galería G.N.G- París, Aéroport Orly Ouest.-París, Fundación Telefónica Madrid, Sala de exposiciones de Caja Granada-Granada, Museo de Arte Contemporáneo-Almería, Palacio del Kursaal-Donostia, entre otros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: