viernes, 4 de marzo de 2016

Nacimiento de manatí antillano en Faunia

Charlas educativas los fines de semana, a las 13.30 horas en el Ecosistema de la Jungla


Fiona, la hembra de manatí antillano (Trichechus manatus) que habita en el ecosistema de La Jungla en Faunia ha dado a luz, el pasado 2 de marzo, a una cría que ha pesado alrededor de 20 kilos. Inmediatamente después del parto, el equipo de cuidadores confirmaba que se trataba de una hembra sana y fuerte que comenzaba a mamar de forma natural, tras horas después, en intervalos de 15 minutos.

Nacimiento de manatí antillano en Faunia
La víspera, sus cuidadores sospechaban que se acercaba el feliz acontecimiento cuando la madre comenzaba a mostrarse incómoda, sin apetito y con movimientos que evidenciaban las primeras contracciones. Horas después con dos meses de retraso en los pronósticos iniciales, Fiona alumbraba a su tercera cría tras una gestación que, en su especie, ronda entre los 12 y 14 meses.

El aspecto de la pequeña recién nacida ha sorprendido a veterinarios y cuidadores por su gran tamaño, superior al metro de longitud, y por la vitalidad que ha demostrado en sus primeros días de vida. Aun así, el equipo técnico guarda cierta cautela, en esta primera semana de vida crítica para ambas ya que “a pesar de que Fiona es una madre experimentada, hay que ser prudentes, teniendo en cuenta el comportamiento que presentó con su anterior cría. En aquella ocasión, tardó un tiempo en reconocer a la recién nacida, dedicando sus cuidados a su primer hijo Yuma hasta que, finalmente, se volcó en la pequeña con gran dedicación”, señala el equipo de conservación.

Precisamente, la estampa de la maternidad de este asombroso mamífero constituye uno de los retratos más bellos de la naturaleza en el que la madre recoge y abraza a la cría con las aletas delanteras mientras nadan. Su particular forma de amamantar, a través de las mamas situadas bajo las aletas delanteras constituye otro de los fascinantes comportamientos que se podrán descubrir y aprender a través de las charlas educativas de fin de semana, desde el túnel del ecosistema de la Jungla.

Reducción de su población, en peligro de extinción


En la actualidad, según la lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), el manatí antillano se encuentra clasificado en peligro de extinción con una población de unos 2.500 individuos en libertad. Las principales amenazas a las que se enfrenta esta especie son la pesca que ha sufrido a lo largo de su historia, las colisiones con motores, la pérdida de su hábitat y su especial sensibilidad al frío que ha provocado en El Caribe una reducción considerable.

Faunia y la Fundación Parques Reunidos participan desde su llegada, en 2.007, en el Programa Europeo de Especies Amenazadas (European Endangered Species Programme) del manatí antillano. Desde entonces, su reproducción ha sido todo un logro consiguiendo, por tercera vez, la reproducción y cría de este singular mamífero.



La historia de las vacas marinas en Faunia


El 30 de julio de 2.009, nacía Yuma, la primera cría de la pareja reproductora formada por Sherk y Fiona. Dos años más tarde, lo hacía Escarola y el pasado 2 de marzo, daba a luz a su tercera cría, una hembra que será bautizada por los internautas a través de la página oficial de Facebook entre las propuestas del equipo de cuidadores.

Faunia es el único parque europeo donde es posible interactuar con manatíes, alimentarles guiados por sus entrenadores e incluso escucharles bajo el agua mientras mastican con sus grandes molares hojas de lechuga, escarola o zanahorias. Denominados también vacas marinas, los manatíes “pastan” durante cinco o más horas al día, consumiendo entre el 10%-15% de su peso corporal en vegetación acuática. La experiencia manatíes que se lleva a cabo durante todo el año en Faunia no sólo permite interactuar de la mano de sus cuidadores con este pacífico mamífero, desconocido para muchos, sino también ayudar a concienciar sobre su estado de conservación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: