sábado, 1 de octubre de 2016

'Casa-Estudio-Calle-Barrio', una exposición sobre los artistas y su condición ciudadana, en CentroCentro

CentroCentro inaugura hoy jueves 29 de septiembre Casa–Estudio–Calle–Barrio, una exposición que tiene como objetivo mostrar cómo viven y trabajan los artistas hoy en día, cómo se relacionan con lo que les rodea y qué influencia tiene sobre su obra el medio, en casi todos los casos urbano, donde desarrollan su creación.



Tamara Arroyo, Andrea Canepa, Daniel Chust Peters, Angela Cuadra, Miki Leal, Carlos Maciá, Teresa Moro, Fernando Renes, Daniel Silvo, Juan Ugalde, Keke Vilabelda y Martín Vitaliti han sido invitados a contar, cada uno a partir de su perspectiva y experiencia personal, su quehacer laboral, sus intereses, reivindicaciones y preocupaciones, para que el público pueda conocer lo que hay detrás de la obra y la vida cotidiana del artista.

La exposición, comisariada por Virginia Torrente, muestra por medio del dibujo la diversidad creativa contemporánea, partiendo de su soporte más estándar, el papel, hasta llevarlo a su definición más expandida. Como el dibujo, la vida laboral del artista es frágil, precaria, sin garantías de conservación, necesitada de extremos cuidados y ayudas externas. “La existencia del artista es mayoritariamente precaria. La dicotomía casa–estudio, la separación entre el lugar doméstico y el de trabajo, a veces no se puede llegar a cumplir, entre otros motivos, por la carestía económica y los inaccesibles precios inmobiliarios” explica la comisaria. “En esta exposición hemos pedido a los participantes reflexionar sobre su doble condición de artista y ciudadano, mostrar lo que deriva de una pauta en otra y cómo ambas se combinan, en mayor o menor medida, en su trabajo creativo. Esta situación atañe a la vivienda, el estudio, la calle, el barrio y la propia ciudad, en una definición teóricamente genérica pero que en la realidad es un asunto local, y personal”.

De este modo, los 12 proyectos realizados específicamente para esta exposición abordan desde lo que se puede hacer en el salón habilitado como sala de juegos para los niños de la casa (Fridge, de Ángela Cuadra); el retrato de los colegas artistas (El estudio del pintor, de Miki Leal y Compañeros, de Teresa Moro); la memoria de los lugares y estudios habitados e imaginados (Ventanales de lugares de estudio, de Tamara Arroyo; Resonancias, de Andrea Canepa; L’Air que l’on respire, de Daniel Chust Peters y En otro lugar, de Martín Vitaliti); pasando por la reivindicación de la calle como espacio para el arte (20 proyectos específicos El Escorial–Berlín, de Juan Ugalde y Usera, de Carlos Maciá), hasta llegar a la relación del artista con el entorno urbano (Peripatético, de Fernando Renes y Walking Around, de Keke Vilabelda) y la fragilidad de la cultura (Museos invisibles, de Daniel Silvo).



La muestra se podrá ver en la primera planta del centro, del 30 de septiembre al 29 de enero, con entrada gratuita.

La comisaria


Virginia Torrente (1963, Bilbao), vive y trabaja en Madrid. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, trabaja exclusivamente como comisaria independiente desde hace 10 años, compaginando previamente esta función con el trabajo como conservadora y comisaria en diversas instituciones como la Colección Arte Contemporáneo, el Museo Patio Herreriano de Valladolid, o Casa de América./

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: