jueves, 24 de noviembre de 2016

‘La Corte de Las Letras: Miguel de Cervantes y el Madrid de su época’ exposición en la Imprenta Municipal

Abierta hasta el 23 de abril de 2017



Ediciones de ‘El Quijote’ en español, francés e inglés, planos de la casa en la que murió Miguel de Cervantes (1547-1616), manuscritos de la época, grabados y cuadros. Todo un valioso patrimonio que aglutina unas 150 piezas ilustra la exposición ‘La Corte de Las Letras: Miguel de Cervantes y el Madrid de su época’, que se inaugura en la Imprenta Municipal-Artes del Libro.


Algunas de las piezas más significativas de la muestra son un grabado de la batalla de Lepanto (1572), del pintor italiano Martí Rota; los primeros poemas de Cervantes (en edición de 1569); planos de la casa madrileña en donde murió, situada en el número 2 de la calle Cervantes; traducciones en inglés (1652) y francés (1695) de Don Quijote de la Mancha (1652), y otros documentos que sitúan el marco literario, documental, bibliográfico y artístico del escritor español más universal.

Se trata de un recorrido que abarca desde el siglo XVI hasta el XX, donde también se incluyen obras de autores coetáneos como Lope de Vega (la edición de la tercera parte de sus comedias), Tirso de Molina (Los Amantes de Teruel) o Luis de Góngora (El Polifemo).

Entre el material expositivo destaca un retrato del Príncipe de las Letras que refleja el aspecto del autor cuando tenía 40 años de edad, un óleo sobre lienzo que data de 1991 desconocido hasta ahora. Es patrimonio municipal y pertenece al Teatro El Español.

Cuarto centenario



El Área de Cultura y Deportes, que dirige Celia Mayer, prosigue su trabajo impulsando el conocimiento de la obra y figura del autor de ‘El Quijote’, en el año de la conmemoración del IV Centenario de su muerte. Madrid ha querido celebrar el acontecimiento desde el lugar más apropiado: la Imprenta Municipal-Artes del Libro, La razón es que el Príncipe de las Letras Españolas no habría sido nadie –como tantos otros- sin la invención de la imprenta poco menos de un siglo antes de su nacimiento, el 29 de septiembre de 1547, en Alcalá de Henares. Y La Imprenta Municipal-Artes del Libro es el centro que estudia y difunde el conocimiento de la imprenta como trasmisor del conocimiento, las ideas y el arte.

La biografía de Miguel de Cervantes y su obra están vinculados a los escenarios y parajes del Madrid renacentista y barroco desde los inicios de su vida como escritor. Los cuatro grandes apartados en los que se estructura la exposición son: la biografía del escritor en su singular relación con la Villa y Corte; los escenarios del Madrid renacentista y barroco; Madrid como centro donde conviven los grandes escritores del Siglo de Oro, y, por último, cómo Madrid fue también la ciudad donde se produjo la recuperación de la figura de Cervantes.

El recorrido por la exposición permite vislumbrar los vínculos entre la figura de Cervantes y sus libros con la ciudad, recrea el ambiente literario de esa época gloriosa conocida como el Siglo de Oro, etapa en la que coincidieron en Madrid escritores de la talla de Garcilaso de la Vega, Lope de Vega, Quevedo y Calderón de la Barca, para finalizar con una reflexión sobre la fama de Cervantes.

Comisariada por Francisco José Marín Perellón, la exposición permanecerá abierta hasta el 23 de abril de 2017 en la Imprenta Municipal, situada en el número 15 de la calle Concepción Jerónima. Los fondos pertenecen a la propia Imprenta Municipal-Artes del Libro, el Archivo de Villa, la Biblioteca Histórica, la Hemeroteca Municipal, la Biblioteca Musical, el Museo de Historia, el Museo de San Isidro y el Museo de Arte Contemporáneo y Memoria de Madrid, artífices de esta exposición.

El Madrid de Cervantes


La ciudad, entre 1561 y 1656, fue un hervidero de talento. Cervantes se codeaba con Lope de Vega, Calderón de la Barca, Góngora, Quevedo y Tirso de Molina, pero también con los grandes pintores de la época: Velázquez, Carducho, Rubens y Ribera, Montañés, Juan de Bolonia y Pietro Tacca, Francisco de Mora, Juan Gómez de Mora y Alonso Carbonel, entre otros.

La vinculación de Cervantes con la capital debe rastrearse calle a calle: las iglesias parroquiales de San Martín, San Sebastián y San Andrés; el Alcázar y la Casa del Tesoro; las casas-palacios del conde de Lemos y del cardenal arzobispo de Toledo, Bernardo de Rojas Sandoval; los conventos de la Merced, San Hermenegildo, San Francisco, Santo Domingo y de San Ildefonso; las academias del Parnaso y del conde de Saldaña; el Estudio de la Villa y las distintas residencias de Juan López de Hoyos; las moradas del escritor y su familia en las calles de Leganitos, Magdalena, Antón Martín, Huertas y León, o el Mentidero de los Representantes y el de las Losas de Palacio.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: