miércoles, 15 de febrero de 2017

Give me a reason to live, danza espirada en El Bosco, en la Cuarta Pared

‘Give me a reason to live’, un espectáculo de danza sin límites protagonizado por la coreógrafa y bailarina con discapacidad motriz Claire Cunningham, ha sido presentado hoy en el Museo del Prado. Este solo de danza inspirado en las pinturas de El Bosco, que forma parte de la programación del XXXIV Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid, podrá verse en la Sala Cuarta Pared del 16 al 18 de febrero, a las 21:00 horas.



Claire Cunningham ha ofrecido una 'performance' en la Sala de las Musas del Museo del Prado, abierta a público y medios de comunicación, tras la cual el director de la Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad, Jaime de los Santos, ha querido señalar “la relevancia y la singularidad de este aclamado solo inspirado en El Bosco, y la valentía de Cunningham al bailar más allá de los límites”.

Al término del acto de presentación de ‘Give me a reason to live’, Jaime de los Santos ha destacado “la valiosa colaboración establecida entre la Comunidad de Madrid y una institución de la categoría del Museo del Prado, que permite ofrecer al público nuevas vías artísticas, nuevas experiencias y nuevas formas de expresión contemporáneas e integradoras”.

Trascendencia y lucha


La bailarina y coreógrafa escocesa explora su discapacidad motriz poniendo en pie una pieza descarnadamente bella sobre la transcendencia y la lucha. Con una generosidad y una inmediatez brutales, 'Give Me a Reason to Live' es un solo de danza de 40 minutos envuelto en una bella banda sonora creada por la artista Zoë Irvine.

Con un estilo repleto de transcendencia y motivación, 'Give Me a Reason to Live' profundiza en cuestiones como la presencia y la confrontación con el otro y lo diferente con gran fuerza y autenticidad. El resultado es un trabajo de gran impacto para el espectador. Contemplando la fortaleza física de Cunningham a la vez que su total desnudez emocional, el público asiste a un viaje interior y de reflexión sobre la empatía, la simpatía o la indiferencia hacia el otro, en el que la artista se muestra abierta y desgarradamente íntima y generosa.



La danza como exploración de los límites del cuerpo humano


Claire Cunningham es una intérprete y creadora de espectáculos multidisciplinares afincada en Glasgow (Escocia). Formada inicialmente como cantante de música clásica, en 2005 empezó a dedicarse profesionalmente a la danza después de trabajar con el coreógrafo norteamericano Jess Curtis.

Partiendo de su autoidentificación con la discapacidad, el trabajo de Cunningham se basa en el estudio y en el uso y mal uso de sus muletas, así como en la exploración del potencial de su físico, rechazando conscientemente las técnicas coreográficas tradicionales desarrolladas para cuerpos no discapacitados. Sus creaciones son a menudo autobiográficas, explorando íntimas cuestiones personales que producen gran impacto en el espectador por su resonancia universal. Actualmente, es una de las artistas británicas discapacitadas más reconocidas internacionalmente.

Para más información sobre la programación del XXXIV Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid, se puede consultar la página web www.madrid.org/fop.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: