viernes, 10 de abril de 2020

Recorre el patrimonio religioso de la Comunidad de Madrid por Semana Santa 2020

Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias
La Comunidad de Madrid ofrece a todos los madrileños durante esta Semana Santa la posibilidad de descubrir los tesoros del patrimonio religioso que alberga nuestra región. Sin salir de casa, cumpliendo así el confinamiento del estado de alarma decretado por la evolución del coronavirus (COVID-19), se invita a conocer a través de diversos vídeos cinco ejemplos relevantes de la arquitectura religiosa de la Comunidad de Madrid.


Se trata de cinco monasterios e iglesias:

  • El Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias, en Pelayos de la Presa
  • La Iglesia Parroquial de San Pedro Mártir, en Fuente el Saz de Jarama
  • La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Estrella, en Navalagamella
  • La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, en Algete
  • La iglesia parroquial de Santa María La Blanca, en el madrileño barrio de Canillejas.


Además de visitar online estos edificios se puede descubrir de primera mano las restauraciones llevadas a cabo en ellos por la Comunidad de Madrid. Cuatro de estos edificios religiosos están además declarados Bien de Interés Cultural (BIC) por la Comunidad de Madrid.

Desde el Gobierno regional se están poniendo en marcha diferentes iniciativas para acercar la cultura a todos los madrileños en estos días de confinamiento. Todas ellas pueden encontrarse en las redes sociales bajo las etiquetas #SinSalirDeCasa y #QuédateEnCasa, donde se aglutinan múltiples ofertas de ocio virtual.

Tesoros del patrimonio religioso de la región


En Pelayos de la Presa se encuentra el Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias, el más antiguo de la región madrileña y declarado BIC en 1983. Desde su fundación en el siglo XII ha ido sufriendo diferentes transformaciones. En la actualidad está gestionado por la Fundación Monasterio Santa María la Real de Valdeiglesias. La Comunidad de Madrid, consciente de su valor histórico y artístico, ha llevado a cabo todo un proceso de recuperación del conjunto patrimonial. La restauración del ábside y de la antesacristía de la iglesia del Monasterio han sido, quizás, los trabajos más relevantes desde el punto de vista artístico, que se pueden ver en este vídeo 360º



Otro ejemplo de recuperación patrimonial de edificios religiosos es la Iglesia Parroquial de San Pedro Mártir, en Fuente el Saz de Jarama, declarada BIC en 2012. Esta iglesia atribuida a Rodrigo Gil de Hontañón, fue construida a lo largo del siglo XVI. En su interior destaca el retablo mayor dedicado al Martirio de San Pedro, de mediados del siglo XVII, con pinturas de Francisco Rizi, que está considerado una de los retablos más significativos de su tiempo, tanto por su calidad artística como por la originalidad de su estructura.

La Comunidad de Madrid, dentro del convenio firmado con la Provincia Eclesiástica de Madrid, ha llevado a cabo varias intervenciones en el templo entre las que destaca la restauración de las cubiertas y la recuperación de la estructura original de bóveda de la nave central.



Otra iglesia parroquial, también declarada BIC, es la de Nuestra Señora de la Asunción en Algete. Construida entre los siglos XVI y XIX, ha sido objeto de restauración por parte de la Comunidad de Madrid. En este caso, se han restaurado las pinturas murales del siglo XVIII y se ha recuperado el aspecto original del retablo mayor.



La iglesia parroquial de Santa María La Blanca en Canillejas constituye un sencillo ejemplo de arquitectura religiosa rural de los siglos XV y XVI. Sin embargo, tiene el enorme interés de conservar dos techumbres de madera con decoración de lazo de tradición mudéjar que sobresalen tanto por su buena técnica como por su valor artístico.

Desde el año 2018 hasta la actualidad se ha llevado a cabo el estudio del templo, la consolidación de su estructura y la singular recuperación de la techumbre mudéjar del presbiterio, ejemplo único en la ciudad de Madrid junto con la de San Nicolás de los Servitas. Por sus destacados valores, la iglesia fue declarada BIC en noviembre de 2019. El proceso de descubrimiento y primera fase de la restauración del artesonado del presbiterio puede verse a continuación:



Finalmente, en Navalagamella se encuentra la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Estrella, que comenzó a construirse a finales del siglo XV. En el siglo XVI, se produjo la remodelación del templo asumiendo el estilo herreriano pero conservó las arquerías, la planta basilical románica y los cruceros góticos. A lo largo de los años el chapitel mostraba una gran inclinación por un fallo estructural en su armadura que hizo necesaria su reconstrucción para garantizar la conservación de la iglesia y la seguridad. El proceso completo de reconstrucción del chapitel llevada a cabo por la Comunidad de Madrid puede verse en:


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Artículos relacionados: